Publicado: 3 de Abril de 2017

¡Gracias!… sé que es poco, pero es de corazón.

Señor Director:

Por la presente nota solicito a usted, publique en su prestigioso periódico, lo siguiente: Quiero expresar que no hay pueblo igual al nuestro, en cuanto a la solidaridad de su gente

Estoy pasando por un mal momento, y la gente de mi querido Leones, de diferentes religiones, de todas  clases sociales, se acercó  y se acerca permanentemente, a preguntar por mi estado de salud.

Tampoco puedo olvidarme de la gente del pueblito, lugar que he frecuentado siempre, de los de la  mesa del club que me esperan a las 16:30 para tomar el té de boldo, de esa persona que se ofreció en ayudarme a conseguir entre 10 y 15 dadores de sangre, a esa gente de Buenos Aires que se ofreció, que cuente con ellos para lo que necesite.

Muchos llamados de personas expresando que estaban y están rezando y prendiendo velas por mi recuperación.  A todos ellos, que tuvieron  estos gestos de solidaridad les digo gracias.

A mis amigos de toda la vida y no puedo dejar de mencionar especialmente y con mucho amor a mi mujer, a mis hijas, nietos, cuñados, sobrinos, tíos, vecinos y, obviamente y bien en alto a mis queridos hermanos. Por eso en esta vida sólo pido unión, que después de la salud es lo más importante.

Vuelvo a repetir gracias… sé que es poco, pero es de corazón.

No puedo terminar esta nota sin agradecer a todo el equipo médico de Rosario.

Jorge Romitti y familia. Leones